jueves, 13 de febrero de 2014

TRABAJADORES DE CNR III DE LA TRANSNACIONAL GOLDMAN SACHS, AFILIADOS A SINTRAMIENERGÉTICA, SE TOMAN INSTALACIONES DE LA MINA EL HATILLO.

Los trabajadores de la empresa Colombian Natural Resources - CNR III LTD. Sucursal Colombia -Mina El Hatillo ( antigua Vale), afiliados a Sintramienergética seccional Becerril, desde el pasado 3 de febrero del año en curso SE TOMARON LA ENTRADA DE LA MINA EL HATILLO, ubicada en el complejo minero de explotación de carbón en el departamento del Cesar, con la finalidad de exigir garantía de continuidad a sus contratos de trabajo. La empresa viene argumentando que con la entrada en vigencia del cargue directo de carbón  a partir del 1° de Enero de 2014, no puede cumplir con la citada obligación estatal, viéndose en la necesidad de parar sus operaciones en Colombia. El pasado 03 de febrero de 2014, la empresa mediante un oficio les notificó la aplicación del artículo 140 de CST y sistemáticamente ofrece un plan de retiro supuestamente voluntario y ha despedido a un gran número de trabajadores, quedando solo 70 trabajadores que están afiliados a Sintramienergética, los cuales se encuentran en un conflicto colectivo por la presentación de un pliego de peticiones desde el pasado mes de junio de 2011, que a estas alturas la empresa no ha resuelto.    

Estos trabajadores vienen de una sustitución patronal de la transnacional VALE, la cual vendió sus títulos mineros, trenes, puerto de cargue y demás activos a la transnacional estadounidense Goldman Sachs, constituyendo en Colombia las empresas CNR I (Puerto), CNR II (Mina la Francia) y CNR III (Mina El hatillo), encargadas de la explotación, transporte y cargue de carbón para exportación. Anotamos que la transnacional Goldman Sachs, a través de sus empresas en Colombia han despedido más de 2.000 trabajadores en la mina la Francia, el hatillo y el Puerto de embarque en Ciénaga – Magdalena..

Demandamos del estado la garantía del derecho al trabajo y del  movimiento sindical y demás organizaciones la solidaridad moral, presencial visitando a los trabajadores en la entrada de la mina el hatillo y económica haciendo sus aportes a nombre de Sintramienergética Seccional Becerril, cuenta corriente No. 595040809 del banco de Bogotá.


SINTRAMIENERGETICA

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

viernes, 7 de febrero de 2014

DEMANDADAS EMPRESAS MINERAS EN EL CESAR

Mediante una acción de grupo mas de 7.000 habitantes del corredor minero del Cesar, que comprende los municipios de la Jagua de Ibirico, el Paso, Chiriguana y becerril demandaron penalmente a las tras nacionales GLENCORE- XTRATA, DRUMMOND Y CNR.


la acción de grupo, como mecanismo procesal, permite a un número plural de personas acudir a las autoridades judiciales para obtener el reconocimiento y pago de la indemnización de perjuicios, “se presenta por reunir condiciones uniformes, respecto de una misma causa que ha generado perjuicios individuales para cada una de ellas”. Y la demanda ordinaria laboral, se instaura por el estado patológico presentado por los trabajadores como consecuencia del trabajo bajo condiciones de riesgo determinado por agentes físicos, químicos y biológicos.
En la zona afectada predominan los enfermos que deja la contaminación del carbón, producto de la carbonilla, las aguas contaminadas, la mala calidad de vida de quienes viven en el corredor carbonífero del Cesar, los daños irreversibles al medio ambiente, el incumplimiento contractual de estas empresas y la responsabilidad y desigualdad laboral, argumenta la demanda.
Los litigantes anuncian que la empresa Prodeco S.A. suscribió el contrato de Concesión Minera No. 044 de 21 de febrero de 1989 con Carbones de Colombia S.A., Carbocol, titular del aporte minero No. 871, para adelantar las actividades de gran minería, en la mina Calenturitas, pero “el concepto de pequeña explotación con impactos ambientales aceptables, cambió ostensiblemente”. Luego, al otorgar el estado colombiano los contratos mineros 285/95 a Carbones de la Jagua (CDJ), 132/92 a Carbones El Tesoro (CET), y 109/90 al Consorcio Minero Unido S.A. (CMU), “el tema de los Planes de Manejo Ambiental se fue agudizando hasta entrar en un período catastrófico”. En otro aparte dice que la complejidad de la operación de la mina Pribbenow en 1995 a cargo de la Drummond, la mina La Francia por parte de Colombian Natural Resources (CNR) en el año 2000, la mina Cerro Largo Centro en 2004 y El Descanso en el año 2009 por parte de Drummond, y posteriormente las minas El Hatillo y Cerro largo Sur en el 2012 por parte de CNR, convirtieron el corredor carbonífero del Cesar en un mal ejemplo ambiental con alta repercusión en la calidad de vida, tanto para humanos como para animales.
Miguel Ángel Castilla Camargo, uno de los integrantes del requerimiento penal, dijo que la diseminación de escombreras contaminantes, frente a los grupos poblacionales, refleja la ausencia estatal y la permisividad empresarial en detrimento de las etnias establecidas históricamente. “Las evidencias son latentes. Los techos de las casas, las hojas de los árboles y los depósitos de agua para el consumo humano, decantan el polvillo de carbón, sinónimo de maldición entre los pobladores que, al unísono, sostienen que antes de la llegada de estas multinacionales se vivía mejor; el cambio de productividad, la desaparición del imaginario con grandes extensiones de servidumbre, la aculturación y transculturización de costumbres, plantea un escenario con serios problemas de identidad al vaivén de un agente económico e insensible”.
Para Castilla Camargo, los ríos Calenturitas, Tucuy, Sororia, Maracas y San Antonio, al igual que la quebrada El Pajuil, que bordean y recogen los químicos de los botaderos de escoria, se convirtieron en los primeros damnificados de la inoperancia del estado, la desmedida voracidad destructora de las multinacionales y el incumplimiento de las leyes ambientales.
“La calidad del agua con PH superior a 7, no solo advirtió del peligro para los humanos y otras especies, sino para el deterioro general del entorno. A ello le sumamos la permanente precipitación de óxidos nitrosos y azufrados y dióxido de carbón que originan la lluvia ácida, que puede recorrer en forma volátil grandes distancias, que al precipitarse produce afectación en los suelos generando enfermedades en los asentamientos humanos”, asegura el querellante.
Cabe anotar, que las personas al parecer damnificadas por adquisición de afecciones en estas empresas mineras, crearon la Asociación de Trabajadores Enfermos de la Drummond (Asotred), la Asociación de Trabajadores Enfermos del Carbón de la Jagua de Ibirico (Asotrecaj).
Las historias clínicas reflejan que los problemas de salud van desde la columna, al deterioro auditivo y visual; enfermedades causadas por vibraciones (trastornos de músculos, tendones, huesos, articulaciones, vasos sanguíneos periféricos o nervios periféricos); trastornos de las vías respiratorias superiores, causados por agentes sensibles o irritantes reconocidos e inherentes al proceso de trabajo; dermatosis alérgica de contacto y urticaria de contacto, causadas por otros alérgenos; enfermedades del sistema osteomuscular: tenosinovitis de la estiloides radial debida a movimientos repetitivos, esfuerzos intensos y posturas extremas de la muñeca. Síndrome del túnel carpiano debido a períodos prolongados de trabajo intenso y repetitivo; cáncer pulmonar y hasta el nistagmo de los mineros que ocurre cuando los movimientos involuntarios corroboran un problema cerebral.
Daños ambientales
Este diario contactó al investigador Luis Jorge Hernández Flórez, PhD (título que recibe un graduado del más alto nivel de los estudios de universitarios de postgrado) en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia y docente de la Universidad de los Andes, quien reveló los principales hallazgos del estudio “Enfermedad y síntomas respiratorios en niños de cinco municipios carboníferos del César”, realizado de forma conjunta entre la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad de los Andes.
La investigación, en la que participaron 1.627 niños residentes en los municipios de Becerril, Agustín Codazzi, La Jagua de Ibirico, Chiriguaná y El Paso, determinó que el 3,85% de ellos padece alguna enfermedad respiratoria, ya sea asma, fibrilancias o tos.
Según Luis Jorge Hernández, “los niños son los más susceptibles a la contaminación del aire, porque tienen un sistema respiratorio en desarrollo y crecimiento y respiran más veces por minuto que un adulto, por lo que están más expuestos”.
El investigador explicó que existe evidencia de que en varias de las fases de la explotación del carbón se produce contaminación del aire y del agua, la cual se puede medir como material particulado (MP).
“Dentro del estudio se tuvo en cuenta la exposición al carbón por cercanía a la mina, dispersión del tiempo del carbón, transporte de vehículos pesados, por acumulación de carbón y por exposiciones, como por ejemplo, el hecho de que las personas cocinen con este material en sus hogares”, explicó Hernández Flórez.
De esta manera, se estableció que hay efectos en la contaminación del aire no solo por influencia de la zona minera, sino por el uso del carbón para fines domésticos.
“La exposición a zonas mineras sí está afectando a los niños. Esto, sumado a las condiciones de calidad de vida, los expone a una contaminación tanto fuera como dentro de sus hogares”, recalcó el profesor Hernández.
Los aportes realizados en este trabajo, finalizado en 2012, han llamado la atención de la Secretaría de Minas del Cesar, que está contactando al investigador para traerlo al departamento del Cesar con el fin de que genere ideas para el reforzamiento de las condiciones de vida de esta población, que está afectada por la actividad minera carbonífera, así lo aseguró el secretario de Minas del Cesar, Pedro Díaz.
“La problemática no es fácil”
Gabriel Rengifo, geólogo de la Secretaría Departamental de Minas del Cesar, dijo que la sectorial proyecta para este año tener más injerencia en el campo de la gran minería de carbón e involucrarse a fondo en la problemática minera, ambiental y social de los municipios mineros.
“La problemática no es fácil, es muy compleja porque hay situaciones ambientales y sociales; las empresas mineras están haciendo un esfuerzo que queremos sea de manera coordinada con el gobierno departamental y la Secretaría de Minas”, señaló el científico.
Pliego de cargos a Prodeco
La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) decidió abrir pliego de formulación de cargos contra la minera C. I. Prodeco S. A. por irregularidades en obras de perforación, llevadas a cabo en las minas de carbón en el Cesar. La empresa habría iniciado obras sin reportar esa actividad y por lo tanto sin la debida autorización.
Según informó Caracol Radio, el expediente de la investigación se abrió en marzo del 2012 y allí se señalaba que al parecer la compañía estaba realizando “perforaciones en el sentido del rumbo del manto del carbón con una longitud de 100 metros, con máquina denominada Auger, en el sector C, pared alta del pit de exploración”.
Los hechos investigados se presentaron en los años 2009 al 2011. Por lo cargos formulados, la empresa habría incumplido con el Plan de Manejo Ambiental para las operaciones mineras adelantadas en la Mina Calenturitas, que además se ha modificado en varias oportunidades para ajustarse a la magnitud de la operación que ha venido creciendo en los casi 20 años de operación. Prodeco ya presentó los respectivos descargos por escrito, al igual que varias pruebas para su defensa.
De ratificarse la falta cometida, la explotadora sería la otra gran minera sancionada en menos de un mes. Los primeros días de enero, la ANLA y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Territorial suspendieron la operación de la Drummond por no haber cumplido con el cargue directo y, días antes, la habían sancionado con la multa ambiental más alta impuesta en el país ($7.000 millones).
Por Carlos Mario Jiménez / EL PILÓN
Carlos.jimenez@elpilon.com.co


viernes, 20 de diciembre de 2013

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA



COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA Y TRABAJADORES
(LA JAGUA DE IBIRICO, DICIEMBRE 20 DE 2013)


La junta directiva de “SINTRAMIENERGETICA” seccional la jagua  les desea a todos los trabajadores y comunidades  en general una feliz navidad y un próspero año nuevo 2014 lleno de lucha y movilizaciones  por la defensa de los  derechos humanos, la soberanía nacional, los recursos naturales y el medio ambiente.

Para que entendamos de una vez por todas cual es nuestro papel histórico como clase obrera. Pues no es solamente la defensa de nuestros derechos laborales, sino también la defensa de los derechos colectivos del pueblo. Por eso  nuestro sindicato históricamente viene adelantando una firme y férrea lucha contra la explotación irracional del hombre por el hombre, la defensa de la soberanía nacional, la nacionalización de los recursos naturales y el medio ambiente.

Luego no concebimos que mientras capitalistas como IVAN GLASBER (mayor accionista de glencore-xtrata) se gane 8 mil millones de dólares en un solo día, miles de trabajadores y comunidades se encuentren en  la extrema pobreza enfermos y sin  nada que comer por culpa del desastre ambiental que causa la empresa GLENCORE- XTRATA en nuestro país por la violación de los derechos de asociación sindical y la persecución inacabable  de esta trasnacional contra los trabajadores sindicalizados con el silencio cómplice del estado colombiano que prefiere arrodillarse a su amo extranjero que defender a su propio pueblo.

Los trabajadores estamos llamados a través de su legitima organización sindical a llevar las banderas  de la defensa del derecho colectivo del pueblo colombiano en su mayoría obreros precarizados y tercerizados que ven diariamente como sus sueños se desvanecen junto a su salud y su vida, pues son exprimidos por un patrón capitalista que no se conforma con sus astronómicas ganancias y que luego de haberles sacado todo el jugo los echa a la calle como pasa con la empresa GLENCORE a través de sus empresas filiales, CDJ, CMU Y PRODECO, pero no menos importante lo que sucede actualmente con trabajadores de la bolsa de empleo de MASSERING que después de varios años de explotar a nuestros hermanos de clase los deja en la calle sin ningún futuro.

Esta bestialidad capitalista solo se derrota con conciencia de clase, con reconocer cual es nuestra posición de clase y a quien tenemos que defender y al lado de quien debemos luchar, en pocas palabras con “UNIDAD”. Con unidad de acción para poder derrotar entre todos, al estado burgués artífice del desastre que causan las trasnacionales en nuestro país  y de paso si los derrotamos a ellos podremos nosotros como clase más avanzada y con la alianza obrero campesino y popular, instaurar un gobierno del pueblo y de los trabajadores, al beneficio del pueblo y de los trabajadores y de la gran mayoría.

Esto no es un sueño es posible pues ya pueblos enteros como el de Venezuela, ecuador, Brasil, Bolivia, Argentina, Cuba, Nicaragua, Uruguay, entre otros lo han logrado, pues no solo lograron un gobierno del pueblo, sino nacionalizar los recursos naturales y de paso quedarse con las ganancias para invertirlas en su gente y no se esfumen en los bolsillos de los monstruos trasnacionales como GLENCORE.
Es por eso que SINTRAMIENERGETICA seguirá luchando por tanto estamos convencidos que los trabajadores y comunidades  que hoy tienen miedo de luchar lo harán mañana o cualquier día, es solo cuestión de tiempo pues ya se escuchan las notas melodiosas de un cambio social empujado por la clase obrera y por sus legítimas organizaciones sindicales.

Por esa razón es que las trasnacionales como GLENCORE- XTRATA no escatiman esfuerzos en exterminar a nuestro sindicato. Como pretenden ahora quieren acabar de un solo tajo a nuestro organización, para eso valiéndose de un fallo de la corte suprema pidieron el permiso para despedir  28 compañeros, entre ellos la junta directiva en pleno del sindicato, pues creen ellos en cabeza de CARLOS ENRIQUE MARTELO, que lograran arrancar la semilla de la lucha  de la defensa del pueblo y de los obreros. Están equivocados pues SINTRAMIENERGETICA a través de sus 75 años de historia más de 25 en la Jagua de Ibirico ha logrado  demostrar con altura al país y al mundo entero como se defienden los derechos de nuestros obreros y del pueblo.

Las semillas que hemos sembrado pronto darán su fruto pues el paradigma  de la lucha librada por los obreros del carbón circula por el mundo y más temprano que tarde alzaran la bandera  y seguirán el ejemplo, el digno ejemplo que hemos logrado  inspirar.

Nuestras luchas no son en vano, como no lo son las luchas de todos nuestros hermanos de clase, las cuales seguimos con la esperanza  de un mundo mejor con paz y justicia social, en igualdad de condiciones sin amos, sin patrón, un mundo diverso y justo donde todos podamos expresar nuestras ideas sin temor a ser  asesinados por ello.

Tenemos el derecho a soñar, pero tenemos también el derecho a luchar por nuestros sueños, sin temor, porque nuestra organización sindical guiara el camino para la victoria final de la clase obrera, tal vez nos derroten hoy pero mañana…mañana será otro día y levantaremos la frente con dignidad y orgullo.

No nos dejemos atemorizar por las falacias del patrón que solo odian a nuestro sindicato, pues ellos saben el poder de estar organizados y tal vez nosotros no nos hemos dado cuenta aún de lo que podemos lograr entre todos.

Compañero únete a nuestra causa, que es la misma causa de todos.




“FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO DE LUCHA Y MOVILIZACIONES”


LES DESEA “SINTRAMIENERGETICA” JUNTA DIRECTIVA SECCIONAL LA JAGUA DE IBIRICO.

viernes, 11 de octubre de 2013

EL MINISTRO DE AGRICULTURA, RUBÉN DARIO LIZARRALDE ES INACEPTABLE PARA UNA DEMOCRACIA

10-10-13
El gobierno del presidente Santos no reacciona a las objeciones hechas desde distintos sectores de la sociedad al nombramiento del doctor Rubén Darío  Lizarralde como Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural. Para la Central Unitaria de Trabajadores CUT, es inaceptable que para desempeñar ese cargo se tenga a un apersona que asesoró y presidió la administración de una empresa fuertemente cuestionada en materia de derechos laborales y derechos humanos.
Indupalma pasó de tener una Convención Colectiva de Trabajo que amparaba a cerca de 2.500 trabajadores durante las décadas de 1970 y 1980, a la situación actual en la que escasamente beneficia a 480 obreros y empleados, mientras que por Cooperativas de Trabajo Asociado, CTA y SAS, explota a más de 2.500 obreros. El señor Lizarralde llegó a Indupalma como asesor externo  en 1991 y fue nombrado gerente en 1994, cargo en el que permaneció hasta recién se le nombró como ministro. En 1995 Indupalma impuso un plan de retiro a 600 trabajadores e inició la implementación del perverso modelo de las CTA. En enero 2005 los obreros de 17 CTA de la plantación, lanzaron un Paro indefinido pidiendo aumento de salarios y reconocimiento de  prestaciones sociales, Paro que fue derrotado por la represión de la empresa y a los dirigentes de esas CTA se les veto en todas las plantaciones de palma del país a donde recurrieron a buscar trabajo. 
No menos reprobable ha sido la situación de derechos humanos en Indupalma y la región de sus operaciones productivas, en el sur del Cesar y Santander. En el periodo comprendido entre 1988 y 2001 fueron asesinados, desaparecidos o torturados 35 sindicalistas de esta empresa, Entre los años 1995 y 1996 fueron asesinados 8 dirigentes sindicales de sintraproaceites y asintraindupalma en San Alberto departamento del Cesar, entre ellos Elkin Adolfo Vera, Freddy Antonio vergel, Sixto Caicedo Beleño, Gustavo Aguilar Roa, José del Carmen Fuentes tal como consta en las denuncias que la CUT y otras organizaciones Defensoras de derechos Humanos han realizado al respecto.
El ministro Rubén Darío Lizarralde  asesoró y presidió esta empresa durante todo este tiempo, además es durante su administración que impone la maquiavélica modalidad de “asociaciones” con campesinos. Estas asociaciones no son otra cosa que la explotación, no ya de obreros, sino de familias enteras que además deben aportar las tierras y correr con los riesgos de los préstamos bancarios para producirle corozo de palma a Indupalma.
La CUT reafirma su rechazo al nombramiento de este funcionario y hará conocer internacionalmente esta denuncia. No puede ser que se premie con ministerios este comportamiento antisindical de algunos empresarios nacionales. 

LUIS ALEJANDRO PEDRAZA                                                 FABIO ARIAS GIRALDO
Presidente                                                                                       Secretario General

miércoles, 9 de octubre de 2013

Campesinos hipotecaron sus tierras para respaldar deudas de Indupalma con prestamista de Islas Caimán

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, octubre 5 de 2013

En el modelo del ministro Lizarralde los pobres respaldan las deudas de los magnates.
El senador Robledo hizo una nueva denuncia sobre los llamados “proyectos asociativos” que el ministro Lizarralde dirigió como gerente de Indupalma, luego de que el Ministro se negara a explicar por qué sus “asociados” campesinos hipotecaron sus tierras con GMG Master Fund, prestamista de papel registrado en Islas Caimán, un reconocido paraíso fiscal.
El senador Robledo tuvo acceso a escrituras de estas hipotecas, según las cuales su objeto es garantizar al fondo de Islas Caimán las deudas que contraiga Indupalma, “por cualquier obligación en moneda legal o en moneda extranjera, que esté(n) contraída(s) o que llegare a contraer la sociedad INDUSTRIAL AGRARIA LA PALMA LIMITADA –INDUPALMA- (…) a favor del Acreedor Hipotecario (GMG Master Fund), en virtud de una operación de crédito celebrada o que se celebre entre el acreedor hipotecario, en calidad de acreedor, e Indupalma, en calidad de deudor” (ver documento anexo).
El congresista explicó que con estas hipotecas los campesinos terminaron respaldando con sus tierras, que ya tienen otra hipoteca con el Banco Agrario, las deudas de Indupalma con el fondo de Islas Caimán. “Es el colmo que en el modelo del doctor Lizarralde los pobres respalden las deudas de los magnates”, afirmó Robledo.
Estas y otras irregularidades serán expuestas en el debate de control político que se realizará el martes 8 de octubre a partir de las 9:30 de la mañana en la Comisión Quinta, debate en el que se le exigirá al Ministro explicar este y otros graves hechos.
La oficina de prensa del Senado no ha confirmado si el debate tendrá transmisión en directo, por lo que luego se confirmará la fecha de su transmisión.
“Muy mal parado quedará el “modelo Indupalma” que el presidente Santos pone como ejemplo para aplicar en todo el país”, anticipó el senador Robledo.

lunes, 7 de octubre de 2013

Campesinos de Roche resisten ante el avance del Cerrejón


Roche", "Patilla" y "Chancleta" son nombres pintorescos de caseríos en la jurisdicción del municipio de Barrancas, en La Guajira. Estos caseríos parecen haber sido condenados a morir por obra y gracia del carbón que yace en su subsuelo. Los campesinos afro e indígenas wayúu, alguna vez dueños de estos territorios y de los cuales vienen siendo desplazados desde hace 20 años por el avance del Cerrejón, luchan para que su territorio no se convierta en un recuerdo.

La instalación del Cerrejón en la Guajira, hace ya más de 30 años, ha significado un proceso de reasentamiento involuntario de las comunidades que habitaban vastos sectores desde la zona alta hasta la zona media del departamento. Este proceso no ha sido para para muchos pobladores “una oportunidad de diálogo [de la empresa] con las comunidades, de mejoramiento de su calidad de vida y de construcción de capital social” como dice la publicidad del Cerrejón, sino más bien sinónimo de lo contrario: pobreza, tristeza, y desintegración de familias y comunidades. Este es el caso de muchas familias de los caseríos arriba mencionados.

Hablar con la gente que todavía permanece en su territorio a pesar de la presión constante de la empresa y con la que ya fue reasentada en Barrancas, visitar hoy lo que queda de estos pequeños caseríos, transitar por sus caminos solitarios, recorrer las ruinas de lo que fueron poblados llenos de las risas de sus niños, del ir y venir de los campesinos, del diario pastorear de los pequeños ganaderos, del trabajo cotidiano de las mujeres, del bullir de una vida con dificultades pero con solidaridad y tranquilidad, es una experiencia desoladora y triste; una manera de descubrir las múltiples maneras que ha utilizado la gran empresa extractora de carbón para hacerse a las tierras necesarias para su proyecto.
En Roche, 8 de 300 familias, en Patilla 13 de 60, y en Chancleta 30 de 72 siguen resistiendo en medio de la soledad más absoluta, de la indiferencia cómplice de las autoridades locales, regionales y nacionales, y del desconocimiento de la mayoría de colombianos, las embestidas del Cerrejón. Lo que pasa en estas tierras lejanas y áridas queda escondido y apagado por el brillo deslumbrante del poder emanado de la poderosa multinacional que se presenta como modelo a nivel nacional de responsabilidad social y sostenibilidad ambiental.
Tomás Ustate, poblador de Roche, cuenta que a él y a sus familiares el Cerrejón les ha desaparecido desde 2000 88 reses entre cabras y ganado como una manera de presionarlos para sacarlos de allí, después de haber intentado otros medios, desde la negociación de sus predios a un precio fijado verticalmente por la empresa hasta la amenaza velada y la agresión encubierta. A otro poblador, Diomedes Cardona Solano, años atrás a él también “se le desaparecieron” vacas de su propiedad y fue encarcelado por promover un reclamo contra la empresa.
Con tristeza don Tomás enseña unas fotos ajadas y dañadas por el tiempo que le quedaron como prueba de una de las “desapariciones”. “Yo andaba buscando los animales y vi el poco de gallinazos volando y los perros en el camellón que hicieron [la gente del Cerrejón]. A mí me causó curiosidad y fui a darme cuenta, entonces yo les veía las patas, las cabezas y bueno, ya le vi el hierro y dije estos son los animales míos. Me llevé un muchacho para que les tomara las fotos, después llamé al señor que estaba del cerrejón representando aquí y llamé al personero de Barrancas también y fuimos allá, entonces yo les mostré los animales y el funcionario del Cerrejón llevó una cámara y les tomó la foto”, cuenta Tomás. 
Recuerda don Tomás que esa no fue la única vez que pudo comprobar que los animales que desaparecían terminaban en tierras del Cerrejón. Los terrenos de la mina tenían vigilancia y lonas a modo de vallas que habían puesto por acuerdo entre ambas partes, para que el ganado no se pudiera pasar de un lado a otro. Segun don Tomás las desapariciones de los animales quedaron al descibierto cuando le dijeron: “sin no nos firma lo del traslado nosotros no pagamos los animales”.
Además de matarles ganado y no pagárselos, presuntamente el Cerrejón también ha recogido y llevado reses al municipio de Albania, donde es entregado a la alcaldía. Para poder rescatarlo don Tomás y sus familiares han tenido que conseguir transporte para devolverlo a Roche y además pagar una multa de $30.000 pesos por cabeza. Ni un solo peso de estos costos les ha sido reconocido tampoco.
“Nosotros ahora últimamente –cuenta don Tomás- por interés de llegar a un acuerdo estuvimos hablando, hicimos un acuerdo por ahí de 110 millones de pesos pero después de eso se rompieron las relaciones. Después volvimos a entrar en conversaciones, yo les dije que hacía mucho tiempo entonces teníamos que renovar otro acuerdo, ellos no me han querido dar respuesta de eso porque supuestamente ya eso para ellos ese es el arreglo, y yo le dije, pero no señor, ya mire el tiempo que hace que acordamos eso, hace más de dos años, durante ese tiempo, 88 animales, me va a decir usted cuántos animales no tuviera yo, cuánto no he perdido yo ahí, yo vivo es de eso”. 
La impotencia y la rabia se reflejan en el rostro y las manos curtidas de don Tomás, él está dispuesto a irse aunque no quiere, pero busca un negocio justo. Es un pequeño ganadero, de eso ha vivido toda su vida y por ello se ha negado a pactar por un precio que fija el Cerrejón de modo unilateral y a trasladarse a una de las casas que la empresa ha construido como parte del plan de reasentamiento. Estas casas, a pesar de su apariencia agradable, no son del gusto de su mujer; como ella misma dice: “esa casa la hicieron chiquita”. Al visitar Roche, el pueblo que se niegan a abandonar, uno se da cuenta de que a pesar de sus condiciones de vida humildes, sin las comodidades ofrecidas por el Cerrejón, allí viven felices, se sienten libres porque los espacios son abiertos y frescos para soportar las temperaturas de esta tierra que les ha dado todo. Además tampoco quieren perder su calidad de campesinos, que es lo que siempre han sido por lo tanto no se contentan con ser obligados a vivir en la ciudad y lanzados a buscar un empleo que resulta esquivo y más en estas tierras - La Guajira es el segundo departamento más pobre del país.
El caso de don Tomás no es el único. Joe Jeferson Arregocés Ustate, Presidente de la Junta de Acción Comunal de Roche, recibió en enero de 2010 tres amenazas telefónicas de muerte, por las que presentó una denuncia ante la personería del municipio de Barrancas. Las amenazas llegaron días después de haber participado en reuniones con funcionarios del Cerrejón en las cuales se trató el tema de señalamientos, estigmatizaciones e irrespeto a los derechos humanos de los que habían sido objeto personas de la comunidad en meses anteriores y otros relacionados con el proceso de reasentamiento de la comunidad de Roche, sobre el cual hubo posiciones encontradas entre las partes.
Tiempo después, el 29 de noviembre de 2012, llegaron a la comunidad vehículos del Cerrejón acompañados de agentes de la policía. En el revuelo que se armó una de las habitantes de Roche fue embestida por uno de los carros. En camino hacia Roche Joe Arregocés fue abruptamente interceptado por un vehículo de la policía, lo insultaron y lo obligaron a bajarse del carro. Lo golpearon y se le llevaron las llaves y los papeles del carro. Estos hechos fueron denunciados ante la Fiscalía en el municipio de Fonseca. Pero el Cerrejón no aparece allí directamente vinculado porque, aunque presuntamente tuvo responsabilidad en el incidente, actuó bajo el amparo de la fuerza pública. Arregocés, quien es familiar de don Tomás y de otros pobladores que están resistiendo, pertenece al tronco fundador del caserío, es decir, su vida, trabajo y sustento está fuertemente arraigado en esta tierra de la que hoy están siendo obligados a salir.
Los habitantes de Roche temen que les pase lo mismo que le sucedió a la gente de Tabaco, otra de las poblaciones desalojada al "estilo" Cerrejón. En agosto de 2001, Tabaco fue destruido a punta de buldócer en una jornada violenta en la que la gente impotente vio destruir sus viviendas. “Estos criminales hechos –comenta Rogelio Ustate, antiguo habitante de Tabaco y hoy habitante de Barrancas- se presentaron luego de que los empresarios de Intercor, hoy Cerrejón, en conjunto con el Estado colombiano desarrollaran su sucia estrategia de estrangulamiento, con el fin de obligar a sus habitantes a dejar sus casas, animales, cultivos y todo lo que formó parte de sus proyectos de vida, para darle paso a la gran minería”.
Don Tomás y su familia viven en una casa humilde pero amplia, con espacio para sus chivos y vacas. Al lado de su vivienda quedan en pie otras pocas casas en donde viven familiares suyos y una escuela fantasma que cuyos profesores fueron transladados. Hoy, de los sitios públicos que una vez hicieron parte de este corregimiento solo queda la pequeña edificación escolar vacía y unas pocas lápidas que custodian los también pocos muertos que se han negado a trasladar de allí. La vida en ese pedazo de Roche conserva sin embargo algo de alegría reflejada en un pequeño jardín que la mujer de Tomás y sus hijas  riegan con amor, y en la tenacidad y decisión de lucha por obtener lo justo por un desplazamiento obligado.
Pero Cerrejón no se rinde. Segun cuenta don Tomás, a pesar de que hay cercas que separan las tierras de la mina de las tierras de los pobladores de Roche, los vigilantes de la compañía dejan abiertos los broches para que una vez el ganado pase, y después culpan a la comunidad. Esto es, según él, un modo de seguirlos presionando para que por fin terminen yéndose.
La comunidad ha denunciado ptras presiones. Ha dicho, por ejemplo que la empresa ha incuplido su promesa de pagar el transporte escolar a otro pueblo de los niños cuya escuela fue cerrada. A través de la alcaldía de Barrancas se ha empezado a presionar con la amenaza de la expropiación, según dice don Tomás, “ellos [Cerrejón] no van a hablar más con nosotros porque ya eso se lo entregaron al Estado, bueno, entonces que pase lo que quiera pasar”.
En Chancleta y Patilla, las cosas no son muy diferentes: les quitan servicios pactados, como la visita quincenal del médico a la comunidad; los amenazan con quitarles el transporte hasta Hatonuevo  -el municipio más cercano- los días festivos; les cortan el suministro de agua, o les quitan la energía hasta por 15 días. 
A quienes se mudaron para los reasentamientos Nueva Chancleta y Nuevo Roche y Patilla, en la vía a Barrancas, el Cerrejón les ha incumplido algunas de las cosas pactadas. Lo más importante, las unidades productivas que les prometieron, una hectárea a cada familia, no han sido entregadas. Estas familias han perdido con el translado su condición de campesinos, pues ya no tienen cómo cultivar ni dónde tener sus animales. El cerrejón ha dicho que "el problema" está en manos de Corpoguajira. Esta es la situación que enfrentan las comunidades que todavía se resisten a abandonar forzosamente el lugar donde siempre han vivido.